A partir de ahora mi música ya no estará más en Spotify

Y os lo explico para que no haya malos entendidos. Después de casi diez años trabajando en la búsqueda del sonido que deseo, con mi último lanzamiento quise probar con un nuevo piano qué tal resultaría la pista en las plataformas directamente sin intermediarios ni micrófonos. Mi sorpresa fue que Spotify, que sé que es la primera plataforma para escuchar música, trae una configuración por defecto al instalarla que beneficia al artista de primera línea y al mismo tiempo y por igual perjudica al artista de a pie, como es mi caso. O sea, que con las mismas pistas de este nuevo trabajo, en Spotify el sonido es más grande, pero también más defectuoso que en las demás plataformas, cosa que no ocurre con las pistas de los artistas de primera línea, que sonando más fuerte no pierden calidad sonora y ganan seguidores a golpe de decibelio. Así que con semejante panorama, y después de correos, malas traducciones de unos y otros, y demás inconvenientes y esperas, consigo por fin que Spotify me explique al menos en inglés lo que pasa. Esa configuración que trae por defecto, y que Spotify denomina “Volumen normal” sube la intensidad de toda la música en la plataforma, para una experiencia más emocionante en general, mejorando así el sonido de los artistas de primera línea, cuyas pistas no se verán perjudicadas por mucha intensidad que le pongas, y perjudicando, ahora sí, al artista de a pie, como es mi caso, cuya pista no tiene el presupuesto de los artistas de primera línea, y que como resultado, magnifica sonoramente los inconvenientes de una pista que no genera beneficios económicos al mismo nivel que los artistas de primera línea. O sea, que para escuchar Amaltea tal como yo la grabé, habría que entrar en Reproducción, y en “Nivel de volumen” cambiar la elección de “Normal”, por “Bajo (mantiene la dinámica)”, generando así un inconveniente de configuración al usuario cuyo resultado es que tu música no llegará a los oyentes como tú la has concebido. Y para evitar volver loco a mis seguidores, he decidido cortar por lo sano, y a partir de ahora todo aparecerá solamente en Bandcamp y en YouTube, pues pienso que la calidad sonora siempre debe estar por encima del número de seguidores que tengas, y estas dos plataformas sí respetan por igual al artista de primera fila que a los demás. Así que, disculpas a todos los que usáis Spotify, pero os aseguro que no voy a permitir que mi música no salga a la luz como yo deseo, y mucho menos alimentar una plataforma que lo único que busca es el beneficio propio sin importarle los nuevos artistas emergentes, o los no tan nuevos pero que respetan sus principios hasta la muerte, como es el caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s