Preludio de Primavera

Febrero de 2019 está siendo un mes para no olvidar por muchos buenos motivos. Pero de todos me quedo sin duda con la visita a Fuerteventura de mi querido amigo Ángel Idígoras, referente artístico y humano donde los haya, y fuente de inspiración vital para mí mismo y no volverme loco. Ha venido a mi instituto para enseñarle a los alumnos que se puede ser muy feliz depositando amor allá por donde vas, y que la risa es lo más sano que hay. Sin duda la mejor clase que hayan podido recibir ellos y, una vez más, yo mismo. Gracias desde aquí Ángel, cuánto aprendo de ti, y cuánto me queda por aprender. También quiero quedarme con la salida al mercado de Amaltea, un pequeño trabajo que encierra mucho amor, y que ve la luz después de superar muchas dificultades. Y para terminar el mes también hoy he tenido un día muy especial, pues he asistido a un ensayo de la orquesta infantil La Cuerda de Oro de mi amiga la maravillosa violinista Marilina Dobreva, en La Asomada, que preparan dos piezas de mi disco Siroco para su concierto en el Auditorio de Puerto del Rosario justo antes de Semana Santa. Y hablando de Semana Santa, marzo tampoco se queda corto, pues en mi corta visita a Málaga asistiré al ensayo y estreno de mi última marcha procesional por la Banda Municipal de Música de Málaga. Os seguiré contando. Se os quiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s